El micro que trasladaba al plantel de Independiente Rivadavia, que se dirigía hacia Jujuy, fue atacado a piedrazos en la ciudad de Caucete, provincia de San Juan.

El presidente del club mendocino, Carlos Castró habló con Vía Mendoza, dio los detalles, confirmó que no hubo heridos y remarcó que en Jujuy “hay que ganar para que el hincha esté contento y vaya el domingo al estadio Gargantini”, cuando la Lepra reciba a Instituto de Córdoba.

//Mirá también: Primera Nacional: Independiente Rivadavia, Gimnasia y Maipú se juegan todo el domingo

Carlos Castro, presidente de Independiente Rivadavia.

Independiente Rivadavia viajó hacia Jujuy donde el domingo visitará a Gimnasia de esa provincia por la fecha 28 de la Primera Nacional. Cuando el micro transitaba por la ruta a la altura de la ciudad de Caucete, fue atacado con piedras en plena noche del jueves.

//Mirá también: Godoy Cruz: José Mansur confirmó que el Tomba vuelve a jugar en el estadio Malvinas

Carlos Castro: “Fue un caso fortuito y no hay heridos”

Carlos Castro, presidente de Independiente Rivadavia, confirmó a Vía Mendoza: “Fue un caso fortuito. La policía, sostuvo que por casualidad pasan este tipo de cosas en San Juan”, remarcó desde Jujuy, en momentos en que la delegación llegaba a la provincia norteña, sin ningún otro inconveniente.

Además, confirmó, para llevar tranquilidad, que: “Ningún integrante del plantel sufrió heridas”.

La delegación debió cambiar de micro en la misma ciudad de San Juan y retomar el viaje hacia Jujuy. “Lo importante es que no pasó a mayores, pero ahora, el objetivo es que hay que ganar, para que el próximo domingo, el hincha vaya al estadio Gargantini contento”, finalizó diciendo el dirigente de Independiente Rivadavia.