Mendoza, como el resto del país, transita la segunda ola de coronavirus con un importante aumento de casos y de personas internadas en las UTI de hospitales públicos y privados de la provincia. Sin embargo, en los últimos meses, bajaron exponencialmente los casos de COVID-19 en el sector de la Salud y esto se dio a partir de la vacunación de los trabajadores.

//Mirá también: Ampliaron el número de camas en la terapia intensiva del Hospital Central

Así lo demuestran los números del Gobierno de Mendoza, respecto a los meses más duros del 2020. Durante la primera ola de COVID-19, el porcentaje de casos del personal de la Salud fue del 9,2% sobre la totalidad de los infectados de la provincia. Un número que en abril del 2021 bajó al 0,4 %.

Es decir que durante la primera ola, el personal de la Salud (médicos, enfermeros, cocineros, personal de limpieza, entre otros) de los hospitales y centros de salud de la provincia, representó al 9,2 porciento del total de casos positivos de Mendoza. Porcentaje que en diciembre del 2020 bajó al 4,6%, mes en el que comenzó la inoculación a los trabajadores.

El 29 de diciembre lanzaron la campaña de vacunación contra el virus. Foto: Orlando Pelichotti / Los AndesOrlando Pelichotti | Los Andes

En tanto que en marzo de este año, el número de infectados fue del 0,7%. Y en lo que va de abril, mes en el que se registraron los picos de contagio en Mendoza, ese porcentaje disminuyó a un 0,4%.

//Mirá también: La ocupación de camas UTI en el Gran Mendoza llegó al 87,12%

La incidencia de la vacuna ha sido muy importante en la protección del Sistema de Salud”, destacaron fuentes del Ejecutivo a Vía Mendoza.

También se evidenció una importante baja del personal internado y del número de fallecidos a causa de la enfermedad. Entre marzo y abril de este año solo hubo 8 personas internadas, teniendo en cuenta que durante la primera ola se registraron 202 ingresos. Además, en lo que va de la pandemia, murieron 19 trabajadores por coronavirus.