Hugo Orozco, alias Factoreme, es un fotógrafo y creador audiovisual lasherino que crea trabajos únicos en base a lecturas literarias. Sus trabajos son una manera especial de canalizar sus emociones, sobre todo su ansiedad.

//Mira también “El Lorenzo Pa”, el artista lasherino que surgió de reuniones familiares

Desde la adolescencia el artista fantaseaba con todo aquello que podía llegar a hacer cuando creciera. “En algunos casos se concretaron y otros fueron mutando hasta transformarse en ideas más realistas que un adulto puede llevar a cabo”, dijo Hugo a Vía Mendoza.

En un primer momento comenzó con la idea de realizar proyectos audiovisuales, como cortometrajes y video clips. Poco a poco añadió a esa idea la fotografía artística. “A veces se te ocurren imágenes fuera de contexto de lo que escribís o planeas filmar de allí, puede ser una linda foto. Por lo general la gran mayoría de las fotos que creo nacen de una lectura previa”, indicó.

Fotografía de Hugo Orozco.

Para ir armando su estudio, con todo lo que eso requiere, el artista llegó a tener hasta tres trabajos en simultáneo para reunir el dinero y comprar los elementos necesarios. “A medida que me fui equipando deje trabajos en el camino y produciendo pequeños proyectos experimentales que finalmente comenzaron a ver luz en el 2018 aproximadamente”, señaló el artista.

Ante la creación de un nuevo video clip de bandas de música, por ejemplo, Orozco inicia desarmando las letras de las canciones y reinterpreta el mensaje literal. Su objetivo es que las imágenes sean lo más ambiguas posibles. “Me gusta que cada cual interprete lo que quiera, a veces concuerdan con mis ideas y otras no”, dijo.

//Mira también Las Heras comienza la vacunación por los barrios contra el coronavirus

Fotografía de Hugo Orozco.

Por otro lado, para la creación de fotografías intenta mantener la misma lógica, pero esta vez parte de la lectura o de sus estados de ánimo. “Por lo general siempre leo algo que creo qué escribieron para mi y las imágenes vienen solas, las uso para canalizar mi ansiedad”, comentó.

“Todo tiene un mensaje y una razón de ser, cada toma, actuación, coreográfia, color y acción. En un video clip solo comparto mi interpretación personal con la banda y dejo que el resto disfrute lo que quiera. En la fotografía por lo general acompaño con la poesía propia o una cita que siempre espero no sea muy obvia”, concluyó.