“La Chimere” es uno de los boliches más conocidos de Las Heras, no solo por su música y los buenos momentos que vivieron los mendocinos, sino también por las extrañas secuencias que se vivieron dentro de él.

// Mirá también: Challaolandia, el parque de diversiones que estremece a los vecinos de Las Heras

El histórico boliche se encuentra en Las Heras, más precisamente en El Algarrobal, donde miles de mendocinos asistían todos los viernes y sábados para divertirse con sus amigos.

Muchos de ellos iban religiosamente todos los fines de semana y otros salían corriendo despavoridos para no volver nunca más.

Cuenta la historia que en la enorme casa ubicada en El Algarrobal, una niña se tiró del tanque de agua que se encuentra en el jardín y desde ese día el espíritu deambula por la casa.

Se cree que el hecho ocurrió cerca de la 1:20 de la madrugada, por lo que justamente a esa hora comienzan las extrañas apariciones y ruidos por la casona.

Entrada a la ex chimere "Complejo Norteño"Gentileza.

// Mirá también: Las Heras lleva espectáculos y diversión a los barrios para estas vacaciones

En el boliche cerca de esa hora muchas situaciones inexplicables comenzaban a aparecer, cómo el corte de la música, cortes de luz y hasta personas aseguraron haber visto a una niña vestida de blanco caminando por el jardín.

Además, es una casa que cuenta con dos pisos y numerosas habitaciones, por lo que también las personas subían para buscar intimidad y salían espantados por los ruidos que escuchaban.

Con el pasar de los años, los mendocinos dejaron de asistir al lugar y el boliche dejó de funcionar. Actualmente, funciona cómo un club llamado “Complejo Norteño” para los lasherinos para que puedan divertirse en la pileta y realizar bailes.