Una pareja fue denunciada por haber obligado a sus hijos a bajar del auto para tener relaciones sexuales. El hecho ocurrió en el Parque Pereyra Iraola, ubicado en las afueras de la ciudad de La Plata.

Los testigos que pasaban por la zona filmaron la situación, donde se puede ver a los menores pidiendo entrar al vehículo, en una jornada de mucho calor. El hecho causó la indignación de quienes lo vieron, que a su vez reclamaron que haya más controles en la zona.

En las imágenes se ve a los niños intentando abrir las puertas del auto en el que están sus papás y mirando hacia el interior a través de los vidrios polarizados.

La persona que denunció el hecho afirmó que no había presencia policial ni controles en la zona, por lo que no hubo ninguna intervención al respecto.

Algunas de las personas que vieron el video cuestionaron si la pareja realmente estaba teniendo sexo y se preguntaron si no estaría discutiendo, por lo que bajaron a los niños para que no estuvieran presentes en ese momento.

Otros consideraron que más allá de lo que la pareja estuviera haciendo, “hay un momento y un lugar para cada cosa” y no correspondía bajar a los chicos del auto y dejarlos afuera con calor, llorando y reclamando que les abran.

El episodio sirvió de disparador para que muchas personas exigieran que se refuercen los controles en el parque, ya que son frecuentes los hechos de vandalismo.

La Justicia detuvo a los padres y actuó de oficio

La fiscal Gabriela Mateo de la UFI 3 Descentralizada Berazategui ordenó la detención de los mayores y los indagó por el delito de “abandono de persona”. Las imágenes del video se hicieron virales en unos minutos y llegó a la Justicia que actuó de oficio.

Los padres quedaron detenidos y podrían tener una pena de hasta cuatro años de prisión Foto: Web

De acuerdo a lo que informó el sitio web 0221, los menores fueron puestos a resguardo, por lo que intervino el Servicio Zonal para proteger “su integridad física y psíquica”. Igualmente, los dos niños se encuentran en buen estado de salud.

Los padres podrían recibir una multa de hasta $15.000 por “exhibiciones obscenas expuestas a ser vistas involuntariamente por terceros”. Sin embargo, según el artículo 129 del Código Penal, la sanción podría ser de seis meses a cuatro años de prisión porque los afectados son menores de 18 años.