En sendas declaraciones, el gobernador Gerardo Morales y la ministra de Educación Isolda Calsina descartaron de plano la posibilidad de cerrar las escuelas, ante los reclamos de una parte de la comunidad educativa frente a un aumento en el número de contagios de coronavirus en la provincia.

“Estamos con un pequeño rebrote con motivo del carnaval”, por lo que se viene “trabajando muy fuerte como se hizo en La Quiaca -a fines de enero-, donde hemos logrado controlar la situación”, dijo el mandatario jujeño sobre la actual situación sanitaria, en respuesta a una pregunta que se le hizo al término de un acto oficial.

En ese contexto Morales recordó que la semana se desplegó un operativo sanitario que casa por casa que cubrió el “cien por ciento de Humahuaca”, jurisdicción distante 128 km al norte de San Salvador de Jujuy y que al principio de la semana fue declarada “zona amarrilla” en razón del aumento de casos que presenta.

La misma mecánica de trabajo dijo que se desarrolla en Tilcara, a 85 km de esta capital, como también en el populoso conglomerado de Alto Comedero y otros barrios capitalinos.

Las autoridades confían en la efectividad de los rastrillajes sanitarios, como mecanismo para detectar a tiempo casos de Covid-19.(Archivo Vía jujuy)

“Estamos barriendo el cien por ciento para llegar a buscar los casos, y es una tarea que nos ha sido bastante útil, muy efectiva, así que estamos trabajando para contener y no superar los números” que se viene registrando, resumió.

Acerca de los reclamos para que se cierre escuelas por contagios entre docentes, criterio que también han planteado intendencias como la de Humahuaca, el Gobernador rechazó esa posibilidad y más bien por el contrario refirió que “hay un protocolo para seguir”, al tiempo de sostener que en las actuales circunstancias hay que “convivir con el coronavirus”.

“Las escuelas no se cierran, (sino que) se actúa como en las fábricas, el súper o en las oficinas: hay un caso, se detecta, se aísla y se sigue trabajando”, sostuvo el jefe del Ejecutivo.

En ese punto reafirmó que “se van a mantener todas las actividades abiertas”, por lo que pidió “a toda la gente e instituciones el máximo de responsabilidad posible”.

Por su parte, la ministra de Educación Isolda Calsina ratificó que “las escuelas no se cierran” en las actuales circunstancias, y explicó que los procedimientos previstos para actuar en la pandemia disponen el “aislamiento de tipo cápsula” ante sospecha o confirmación de casos, lo que permite la continuidad de las actividades en el resto del establecimiento escolar.

“Las clases son muy importantes, así como el movimiento que genera estar en la escuela, especialmente con el impacto emocional de niñas, niños y adolescentes”, argumentó la Ministra para defender la decisión.

En Humahuaca, 130 casos activos

Jujuy registró en los últimos siete días un promedio de 86 casos diarios, siendo 119 la cifra más alta reportada, el pasado martes 23, que significó poco más del doble del promedio diario de la semana previa.

En el caso de la ciudad de Humahuaca, actualmente registra 130 casos activos, de los cuales 120 permanecen en la modalidad de internación domiciliaria, de acuerdo con el último reporte oficial de la comuna.

Entre los casos se contabiliza al menos 30 docentes de la jurisdicción, según informó la comuna en un pedido de suspender las clases, cursado el último viernes al Ministerio de Educación y que tuvo respuesta este miércoles de parte del propio Gobernador.

Por otro lado, en lo que va del año Humahuaca reportó cuatro fallecimientos por coronavirus, entre los que se contabiliza al menos una docente, perteneciente a la nómina de la Escuela Normal “Héroes Humahuaqueños”, según confirmaron a la agencia Télam autoridades del Ministerio de Educación provincial con asiento en la región.