Ante el aumento de casos de la variante Ómicron de coronavirus, más de 7.000 vuelos fueron cancelados en todo el mundo por las compañías aéreas durante el fin de semana de Navidad.

Según el último informe del sitio web Flightaware, este domingo hubo cerca de dos mil cancelaciones más, de los cuales más de 570 fueron viajes relacionados a Estados Unidos. En cuanto al sábado, se registraron cerca de 2.800 vuelos cancelados. El viernes, las cancelaciones rondaron las 2.400 y otros 11 mil fueron retrasados.

Muchos vuelos cancelados están relacionados a Estados Unidos. Foto: Gentileza La Nación

La nueva cepa está afectando a las tripulaciones de los aviones por lo que numerosas compañías debieron poner en cuarentena a pilotos, asistentes de vuelo y otros miembros del personal que se contagiaron de COVID-19.

Las aerolíneas Lufthansa, Delta y United Airlines debieron cancelar vuelos. Por su parte, United Airlines anuló 439 para el viernes y el sábado, alrededor del 10% de los programados.

Según indicó Télam, la compañía estadounidense explicó que se encuentra trabajando para hallar soluciones para los pasajeros afectados. ”El pico de casos de Ómicron en todo el país esta semana ha tenido un impacto directo en nuestras tripulaciones y las personas que dirigen nuestras operaciones”.

Las aerolíneas debieron suspender vuelos por la variante Ómicron de coronavirus. Foto: JUANO TESONE

La empresa Delta Air Lines también suspendió más de 300 vuelos el sábado y 170 el día anterior por la variante Ómicron de coronavirus y, ocasionalmente, por las condiciones climáticas adversas.

Según informó la agencia de noticias AFP, la aerolínea argumentó: ”Los equipos de Delta han agotado todas las opciones y recursos”.

Alaska Airlines y las aerolíneas chinas China Eastern Air China también se vieron obligadas a realizar cancelaciones.