Las autoridades sanitarias de Estados Unidos aprobaron este miércoles la píldora contra el coronavirus de Pfizer. Se espera que este tratamiento marque un paso importante en la lucha contra la pandemia ya que da acceso a millones de enfermos en momentos en que los contagios aumentan y hay preocupación mundial por la variante Ómicron.

La Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) anunció en un comunicado que “la autorización presenta el primer tratamiento contra el Covid-19 en forma de píldora que se toma por vía oral”.

“Esta aprobación proporciona una nueva herramienta para luchar contra el Covid-19 en un momento crítico de la pandemia, en el que están surgiendo nuevas variantes”, agregó Patrizia Cavazzoni, científica de la FDA.

La FDA autorizó este medicamento para pacientes de alto riesgo mayores de 12 años.

El tratamiento de Pfizer, llamado Paxlovid, consiste en dos píldoras diarias tomadas durante cinco días. Un ensayo clínico entre 2.200 personas demostró, según la empresa, que es seguro y que reduce el riesgo de hospitalizaciones y muertes entre las personas en riesgo en un 88%.

En un movimiento inusual, la FDA no convocó a su panel habitual de expertos independientes para revisar en profundidad los datos relacionados con la píldora de Pfizer antes de esta autorización, cuyo tratamiento ya fue autorizado en la Unión Europea.

Estados Unidos ya pagó casi 5.300 millones de dólares por 10 millones de tratamientos.

La autorización se produce en momentos en que los casos de coronavirus aumentan en Estados Unidos, impulsados por la variante Ómicron, informada por Sudáfrica en noviembre pasado e incluso más infecciosa que la Delta.

Aún se espera la autorización para otra píldora contra la enfermedad desarrollada por la farmacéutica Merck, la cual también se toma durante cinco días y que ya autorizaron el Reino Unido y Dinamarca.