Según el secretario de la ONU, “la humanidad tiene una elección: cooperar o morir” ante el cambio climático

Antonio Guterres, secretario general de la ONU. Foto: AP/Archivo.
Antonio Guterres, secretario general de la ONU. Foto: AP/Archivo.

Las palabras las pronunció en la apertura de la COP27 que se desarrolla en Egipto a partir de este lunes.

El secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Antonio Guterres, expresó en la apertura de la cumbre por el cambio climático COP27, la necesidad de que “la humanidad tiene una elección: cooperar o morir”.

António Guterres se refirió a "un pacto de solidaridad climática o un pacto con el suicidio".  Foto: DPA.
António Guterres se refirió a "un pacto de solidaridad climática o un pacto con el suicidio". Foto: DPA.

La advertencia la realizó en Egipto, donde se está llevando a cabo la COP27 y tiene como foco principal mejorar la financiación de los países más vulnerables por el efecto invernadero. Ante esta realidad, Guterres enfatizó la necesidad de llegar a un “pacto” con ellos.

“La humanidad tiene una elección: cooperar o morir.un pacto por la solidaridad climática, o un pacto por el suicidio colectivo”, expresó el secretario general de la ONU.

La apertura de la COP27 en Egipto

Guterres también le reclamó a “todos los gobiernos” que implementen impuestos sobre los beneficios extraordinarios que obtienen las empresas de energías fósiles, para que sean destinados a solventar los precios de las comidas y las energías.

El orador se expresó ante un centenar de jefes de Estado, congregados en la ciudad egipcia de Sharm el Sheij.

“Pido a todos los gobiernos que tasen los beneficios extraordinarios de las compañías de combustibles fósiles. Reorientemos el dinero para la gente que sufre con el alza de los precios de la energía y los alimentos y para los países que sufren pérdidas y daños causados por la crisis climática”, enfatizó.

Así, se refirió a la necesidad de realizar un “pacto de solidaridad climática” entre las distintas economías, en donde todos los países “hagan el esfuerzo extra para reducir las emisiones esta década en línea con el objetivo de 1,5 grados desde la Revolución Industrial”.

Por ello, los países más ricos deberán comprometerse y “brindar asistencia financiera y técnica para ayudar a las economías emergentes a acelerar su propia transición hacia las energías renovables” y “poner fin a la dependencia de los combustibles fósiles”.

La preocupación de la ONU es que la temperatura no supere los 1,5°C de aumento, según lo planteado por el Acuerdo de París de 2015. Foto: AP/Archivo.
La preocupación de la ONU es que la temperatura no supere los 1,5°C de aumento, según lo planteado por el Acuerdo de París de 2015. Foto: AP/Archivo.

Luego, se refirió a China y Estados Unidos, los cuales tienen “una responsabilidad particular de unir esfuerzos para hacer realidad este pacto”, lo que sería la “única esperanza para alcanzar los objetivos climáticos”.

Los análisis de la ONU prevén que el calentamiento global podría alcanzar más de 2,4°C hacia el año 2100 o incluso los 2,8°C. Esto supera y casi duplica lo planteado por el Acuerdo de París del 2015, donde se apostaba a un aumento de hasta 1,5°C.

Respecto de la era preindustrial, la temperatura ya se vio subiendo 1,2°C.

Temas Relacionados