Durante la tarde de la jornada de ayer, en una zona de monte rural en inmediaciones de las “2.000 Hectáreas”, efectivos de la División Investigaciones de la Unidad Regional V, lograron secuestrar una gran cantidad de objetos de dudosa procedencia.

Llevando adelante operativos de patrullaje preventivo por la zona, los uniformados divisaron varios objetos que se encontraban ocultos en una zona de espesa vegetación. Entre ellos se encontraban: dos compresores, un gato hidráulico, una hidrolavadora, una garrafa de gas de 10 kilogramos, martillos y otras herramientas de mano.

Se procedió al traslado de lo incautado, quedando depositado en sede policial para continuar con las averiguaciones, y constatar si sobre los mismos pesa un pedido de secuestro. Continúa la investigación para encontrar a los posibles autores del ilícito.

Puerto Iguazú: en un operativo se recuperaron elementos robados