Según señaló Bruno Beck, intendente de la localidad de Comandante Andresito, la investigación realizada tras el fallecimiento de tres personas por un brote de Botulismo en el municipio, entre ellos un menor de edad, al parecer apuntó a la caza furtiva y a las malas condiciones en la preparación de embutidos que luego fueron repartidos entre familiares.

Beck contó que todo habría comenzó con la muerte de una persona en el hospital local y luego otra en Eldorado durante su traslado. Según comento, habrían ido a cazar y regresaron con un venado, animal que había recibido un disparo y recién fue hallado muerto 6 horas después.

“Al otro día se les ocurrió hacer choricitos ahumados mezclando carne de venado y cerdo. Lo hicieron en muy malas condiciones, antihigiénicas. Aparentemente al animal de monte le pegaron un tiro y a las 6 horas recién lo pudieron ubicar muerto. Como se habló de botulismo y al tratarse de una actividad clandestina, nadie quería hablar”, explicó en dialogo con FM Santa María de las Misiones.

Agregó que “costó determinar quiénes consumieron los productos y estaban implicados”, y mencionó que los alimentos fueron regalados entre conocidos, por lo que se descarta que hayan sido comercializados. Desde el municipio debieron articular trabajos con la Policía para las investigaciones correspondientes.

El jefe comunal explicó las medidas que tomaron para dar con el comienzo de la enfermedad que mató a tres personas en el municipio e infectó a otras 18. “Lo primero que hicimos fue detectar el lugar donde se hicieron. Tuvimos la colaboración de todos los parientes de las personas fallecidas, quienes nos permitieron ingresar a sus casas, pero también desconociendo cuál era la situación.

“Son personas que se dedicaban a cazar en los Parques y lamentablemente siguen internadas cinco”, agregó.

Cabe mencionar que en principio hubo doce personas que debieron ser hospitalizadas a causa de las consecuencias del botulismo, de las cuales tres fallecieron y las demás fueron recuperándose con el transcurso de los días: “Hubo gente que consumió muy poquito y no le hizo tanto daño, pero para otros fue fatal”.

De esta manera, Beck llamó a la toma de conciencia y apuntó además a los peligros de estas prácticas teniendo en cuenta las altas temperaturas que se registran en el territorio: “Influyen muchísimo en la cadena de frío. Hay muchas cosas que corregir y esto nos va a enseñar a ser más duros con los controles”.

El jefe comunal afirmó que el faenamiento clandestino representa uno de los grandes problemas que tienen en la localidad y señaló además que entre los involucrados se encuentran ex trabajadores del frigorífico allí habilitado: “Muchos faenan en sus chacras y les venden a distintos carniceros, pero al hacer el control esa carne la tienen al lado de la casa en un freezer y no podemos entrar”.