Para solucionar la distribución de agua potable en los barrios más alejados se puso en marcha el plan de contingencia con la implementación de varios pozos perforados, entrega de tanques a los usuarios que no cuentan con un recipiente adecuado para el almacenamiento y camiones cisternas.

De esta manera, adelantaron que dentro de dos semanas entrarían en funcionamiento tres nuevos pozos perforados en Puerto Iguazú. Asimismo, trabajan en una cuarta perforación y planifican otra en barrio Villa Alta.

Ulises Espinoza, director de Servicios del Instituto Misionero De Agua y Saneamiento (IMAS), indicó que el objetivo de los pozos perforados es mantener la distribución de agua potable en las zonas altas de la ciudad que son las más afectadas cuando se reduce la producción de agua potable en la planta debido a la bajante del Río Iguazú.

“Estos pozos serán claves, trabajaremos con un tanque elevado que permite una mejor distribución en las zonas. El caudal de agua de cada pozo varía según la veta de agua y nos permitirá regularizar la situación de varios vecinos que no son usuarios y pasarán a recibir agua de la red con su respectivo medidor”, explicó.

Otra acción paralela al plan de contingencia que llevan adelante desde IMAS en conjunto con el Gobierno provincial y municipal es la recuperación de pozos perforados realizados años atrás que no estaban bajo la órbita de IMAS.

Recuperamos el pozo perforado que está en las 20 viviendas sobre calle las Valerianas, el jueves finalizaron las conexiones y se puso en marcha,; en este caso el pozo inyecta agua de forma directa a la cañería de distribución de agua del barrio. En la zona hay muchas edificaciones precarias que no tienen tanques y están conectadas en forma irregular a la red, vamos a trabajar para regularizar las conexiones”, dijo Espinoza.

En cuanto a los pozos perforados, si bien las perforaciones están listas, aún no están al servicio de la comunidad ya que se necesitan varios elementos que aún no llegaron, como cables y equipos; estiman que arribarían a Puerto Iguazú en dos semanas.