Debido a las crisis hídrica a la que se enfrenta Puerto Iguazú, desde la toma de agua trabajan en el sellado de la cañería para poner en funcionamiento el sistema de bombas y abastecer de agua cruda la planta potabilizadora, con un mayor caudal de agua y así normalizar la distribución de agua potable.

Además, para contrarrestar la falta de agua en distintos puntos de la ciudad en los próximos días, están trabajando para poner en marcha tres perforaciones en la zona alta de la ciudad de Iguazú.

También anunciaron la realización de dos perforaciones más, una con la intención de remediar el problema de abastecimiento del hospital y otra perforación se realizará en barrio Unión ya que la perforación del lugar se secó.

Joaquín Sánchez, administrador del Instituto Misionero de Agua y Saneamiento, estuvo en Iguazú participando de varias reuniones sobre este tema y expresó  “Estamos modificando el sistema de captación y trabajando en la puesta en marcha de las perforaciones, lo urgente ahora es proveer de agua a los vecinos de Iguazú. Una vez que podamos paliar la problemática que se registra por la crisis hídrica y la bajante del río. Vamos a trabajar en las redes, porque en una época normal generamos un caudal de agua que es más que suficiente para abastecer a Iguazú, sin embargo tenemos muchas pérdidas que son conexiones irregulares que IMAS no las registra que provocan pérdida de presión en los barrios, sobre todo en los periféricos

Con respecto a esto, el administrador del IMAS habló sobre su reunión con el ministro de Salud Alarcón y la directora del Hospital de Iguazú  “Estuve en una reunión con el Ministro de salud de Misiones y la directora del hospital para solucionar la problemática de falta de agua del edificio, y hemos planificado una perforación para solucionar de forma provisoria el abastecimiento de agua del nosocomio en tanto de proyecta la solución definitiva respecto al almacenamiento”.

No se esperan grandes lluvias para los próximos meses, sin embargo Joaquín Sánchez aseguró que con el nuevo sistema de captaciones y el refuerzo a la distribución que aportaran las perforaciones el faltante de agua debería estar solucionado en los próximos días:

“este nuevo sistema nos da la posibilidad de mover el pontón a la mitad del río y continuar bombeando aunque el caudal del Iguazú disminuya, la única forma de que la ciudad se quede sin agua con el nuevo sistema, es que el río se seque completamente

Durante estos últimos días, los bomberos voluntarios de Iguazú con ayuda de otros municipios estuvieron distribuyendo agua potable casa por casa. Este operativo de emergencia culminó en horas de la noche del jueves pasado y la distribución en camiones quedará en manos de IMAS y que contará con un camión cisterna con una capacidad de 30 mil litros el arribará este viernes para asistir en tanto se normalice el servicio.

Por su parte los vecinos organizados y el comité de crisis SOS Iguazú continúan manifestándose todos los días a las 18 horas frente a IMAS, insisten en que las soluciones deben ser definitivas y no temporarias.

Fuente: Actualizate Iguazú