La detención se llevó a cabo este miércoles en Puerto Iguazú, en cercanías a una empresa de transporte, cuando el hombre con pedido de captura nacional e internacional intentaba despachar bultos a distintos puntos del país.

El hombre estaba al mando de un furgón con varios bultos; se trataba de un cargamento de 250 camperas de procedencia extranjera valuado en aproximadamente 450 mil pesos.

Personal de la Unidad Operativa Federal de Puerto Iguazú realizaba recorridos preventivos y controles en distintos puntos estratégicos de la ciudad, cuando detuvieron la marcha de una camioneta tipo furgón en cercanías a una empresa de transporte de encomiendas.

Al controlar el furgón constataron que había allí varios bultos que contenían indumentaria, preparados para despacharse por encomiendas y ser enviados a distintos puntos del país. La indumentaria de procedencia extranjera no contaba con documentación legal para el ingreso al país, infringiendo de esta manera el código aduanero por infracción a la ley 22415.

Al identificar al conductor, los federales determinaron que el infractor poseía antecedentes, con pedido de captura nacional e internacional requerido por la justicia de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires por una causa de contrabando.