El municipio de Puerto Iguazú se adhirió a la aprobación del protocolo sanitario para la apertura de casinos y salas de tragamonedas. Por lo que desde este viernes los iguazuences podrán volver a estos espacios pero al 50% de su capacidad.

Si bien la medida fue anunciada por el gobierno provincial a principio del mes de septiembre, el municipio decidió adherirse recién ahora por la cantidad de casos positivos de Coronavirus que se registraron en la Ciudad de las Cataratas.

Solo se habilitaron las máquinas tragamonedas y la parte gastronómica, y no se podrá pcupar las otras mesas y la ruleta, debido a que se requiere de que los participantes compartan cartas y fichas y se aglomeren en un espacio. Además, deberán reducirse al 50% de su capacidad normal, alternando de esta manera el funcionamiento de las máquinas, dejando fuera de servicio y retirando la butaca correspondiente.