Cientos de turistas llegan por el paso fronterizo que une con la ciudad brasilera de Foz de Iguazú y solo pueden salir de allí con un micro que los lleve a su ciudad final.


El paso fronterizo del Puente Internacional Tancredo Nevez entre Foz de Iguazú y Puerto Iguazú, fue el indicado por las autoridades consulares a todos los turistas. Diariamente ingresan cerca de mil personas por este lugar, y permanecen horas esperando a que algún micro los evacúe a sus destinos finales.

El sábado a la noche, se sumó a los operativos de evacuación el Ejército Argentino, e instalaron carpas de campaña para los turistas que llegada la noche continúan en el punto fronterizo. Las mismas fueron montadas a pedido del Ministerio de Salud para que los turistas no se muevan de la Aduana si no es a bordo del transporte que los llevaran a la provincia de la que son oriundos.

Cientos de turistas varados en Iguazú y un arduo trabajo para evacuarlos

El trabajo en el punto fronterizo está coordinado de la siguiente manera: Gendarmería Nacional se encarga de la salida y el ingreso al predio que se volvió zona de cuarentena, mientras que Migraciones continúa realizando el ingreso al país de los turistas y se encarga junto a la Policía de la provincia de las declaraciones Juradas donde establece que las personas que ingresan harán cuarentena. Personal del Ministerio de Salud controla a cada uno de las personas para detectar si presentan algún síntoma, si así lo fuera directamente son aislados en el hospital Marta Schwartz. Por último, defensa civil junto a bomberos se encargan de coordinar los traslados y conseguir los ómnibus.




Comentarios