La mayoría gana diariamente gracias a los turistas. Habrá una reunión para definir qué hacer.


El cierre por tiempo indeterminado de las Cataratas del Iguazú, en medio de una pandemia mundial por el coronavirus, trajo innumerables problemas a la ciudad de Iguazú, quien depende casi exclusivamente del turismo receptivo. En este contexto, junto a la caída en las reservas de los hoteles, otro de los sectores que está sufriendo es el de los monotributistas.

El diario local Actualizate Iguazú reveló que cada local de artesanías, hotel, atractivo turístico, restaurante y demás comercios subsisten gracias al turista que arriba a visitar las Cataratas del Iguazú. “Es por ello que la decisión de cerrar el parque por tiempo indeterminado, perjudica en gran manera a la ciudad que no cuenta con otra industria que genere ingresos a sus pobladores”, publicó el portal.

Angel Palma, presidente de la Asociación de Guías de Turismo, indicó que mantuvieron una charla informal con algunos socios, quienes decidieron reunirse este lunes en horas de la tarde para consensuar las acciones que llevarán adelante buscando una alternativa para poder subsistir mientras el parque permanezca cerrado. “Vamos a esperar, las novedades del lunes, supongo que habrá reuniones y buscaremos soluciones, para luego plantear algún tipo de solución”, indicó.

La decisión afectó directamente a las personas que trabajan sin relación de dependencia en el área protegida, quienes se quedaron sin el sustento diario, entre ellos fotógrafos, guías de turismo, trabajadores part time y taxistas que dependen de las ventas y servicios brindados durante el día para subsistir.




Comentarios