Desde Migraciones manifiestaron que todas las casillas de control estan habilitadas, pero que aún así el personal no da a basto con la demanda.


Inició la temporada veraniega y con ello se incrementó mucho la circulación de turistas en las fronteras argentinas. Un ejemplo de ello se puede apreciar en el ingreso a Puerto Iguazú, en donde miles de turistas hacen colas -durante varias horas- para poder pasar Migraciones.

Se manifestaron varios reclamos y ante ellos, los referentes de la Aduana expresaron que hacen todo lo que pueden. Argumentan que todas las casillas estan habilitadas, pero que hay una gran demanda y que los trabajadores no dan a basto.

Al personal que trabaja durante todo el año se le sumó un grupo de comisionados, para apoyar su labor durante lo que será la temporada. Pero tampoco con ellos se logra acelerar el paso fronterizo.

Por el Puente Tancredo Neves pasan por dia entre 30 y 35 mil personas: “acá trabajamos normalmente 40 personas y no damos abasto con los que somos, por eso envían comisionados por temporada alta que se quedan hasta marzo normalmente y luego regresan a Buenos Aires, porque la mayoría vino de allá”, expresó uno de los inspectores, a Misiones OnLine.

Y agregó: “el tema es que ellos vienen y hasta que se ponen ágiles con el sistema, pasa un tiempo también, no es que se ponen a trabajar ágilmente como cualquier otro compañero que está acá permanentemente”.

Sin dudas, los turistas tambien manifiestan su enojo y falta de toleracia ante esta problematica, que los obliga a hacer largas filas y perder muchas horas en la espera. Por ende, los empleados de Migraciones ya hicieron una solicitud a sus autoridades y esperan que la misma tenga una pronta respuesta. 




Comentarios