Docentes y familias de los alumnos de la industrial en Paraje Polvorín aportan para pagar a la cocinera y la comida. 


Las familias de los alumnos y los docentes del aula satélite industrial del Paraje Polvorín aportan en comunidad y recaudan fondos para pagarle a la cocinera y mantener el comedor donde almuerzan sus hijos. Allí funciona el aula satélite de la escuela técnica IEA 17 y 42 alumnos especialidad de técnico profesional que exige doble turno.

Cuando la cocinera falta por cualquier motivo los  alumnos de 6º año cocinan para sus compañeros. Algunos estudiantes deben recorrer más de 10 kilómetros para ir a clase. Al cabo de sus seis años de estudio, los alumnos reciben el título de técnicos en Mecánica Aplicada al Equipamiento Rural.

El comedor autogestionado es clave para los chicos que quieren perfeccionarse y tener un oficio. En el horario entre turnos no tienen tiempo suficiente para volver a sus casas a comer, según el medio irigoyeninforma. 

El aula satélite se encuentra en paraje Polvorín, que depende del municipio de Pozo Azul y está a 3 kilómetros de la ruta provincial 17 y 8 kilómetros de la ruta nacional 14, en una zona rural. Desde la escuela núcleo no alcanzan a cubrir todas las necesidades debido al alza mayor al 100 % que han tenido los comestibles en los últimos años.

Las familias y vecinos realizan aportes voluntarios mensuales, venden elementos fabricados por los alumnos en los talleres y organizan bailes o reuniones para recaudar fondos.

En San Pedro todas las escuelas primarias reciben un aporte económico mensual destinado a brindar desayuno y merienda. En tanto los recursos económicos para el almuerzo lo reciben solamente las escuelas con jornada extendida y las de jornada completa.




Comentarios