En medio de las denuncias por hacinamiento y malas condiciones en los centros de aislamiento de Formosa, un grupo de vecinos se reunión frente a la Casa de Gobierno para exigir que esta situación termine. Esta situación coincide con la llegada de Horacio Pietragalla Corti, secretario de Derechos Humanos, a la provincia para corroborar la situación en base a las medidas sanitarias que adopta el gobierno de Gildo Insfrán.

Pietragalla se iba a trasladar a la Casa de Gobierno pero no llegó y quedó en el hotel en el que se hospeda. Mientras en Av. Hipólito Yrigoyen al 1400, la gente comenzó un cacerolazo pidiendo una explicación y solución ante la realidad que sufren quienes están aislados por el coronavirus en centros provinciales. Graciela Neme, concejala que días atrás fue detenida mientras se manifestaba, remarcó en diálogo con Vía Formosa, la falta de transparencia sobre la agenda del funcionario nacional en relación a los lugares que recorrerá.

No les costaba nada decir cual era el recorrido, cuales eran los centros que iba a visitar. Creo que la Escuela Nacional era una de esas porque estaban limpiando como locos hace una hora”, detalló Neme y agregó: “Este clamor del pueblo de ser escuchado no puede mirarse desde el costado. Pietragalla tiene que escuchar, tiene que escuchar que en Formosa hay delitos de lesa humanidad, que hay centros de hacinamiento”.

Reclamos en Formosa por la situación de las personas en los centros de asilamiento.Vía Formosa

La Concejala remarcó que el funcionario nacional solo va a ver la foto que el Gobierno provincial quiere mostrarle. “Tiene que ir a la B 24, tiene que ir a la 124 y un montón de colegios más”, exigió y agregó: “Tiene que escuchar que pasa con las comunidades originarias: son perseguidas y ultrajadas en su cultura y dignidad. Tiene que escuchar a la gente de Clorinda que viven casi siete meses de bloqueo; pero por sobre todas las cosas tiene que escuchar el reclamo genuino de la gente que esto no lo quiere más”.

Necesitamos una Formosa con dignidad, con garantía de los derechos humanos, basta de persecución y atropellos. Queremos ser libre. ¡Queremos una Formosa libre!”, concluyó la funcionaria en medio de sirenas y cacerolazos de vecinos que quieren hablar con Pietragalla pero que no reciben información. No hay datos sobre la agenda oficial y el Gobierno provincial no emitió un solo comunicado de prensa.

Vale recordar que antes de la llegada de Pietragalla, se dieron de alta a 136 personas que estaban cumpliendo aislamiento en el Estadio Cincuentenario: el número más alto desde que inició la pandemia. Algunos de estos pacientes no tenían ni siquiera el resultado del PCR confirmatorio de si era positivo o no pero fueron a sus domicilios con la responsabilidad civil de guardar cuarentena y con un compromiso de no hablar con la prensa.