El senador nacional por Formosa, Luis Naidenoff, junto al diputado nacional, Mario Negri, ambos de Juntos por el Cambio, denunciarán a la provincia de Formosa por las condiciones de maltrato y hacinamiento en los centros de aislamiento del gobierno.

Según consignó TN, la presentación se realizará ante la Organización de las Nacional Unidad, con el Alto Comisionado para los Derechos Humanos de la ONU que preside la expresidenta de Chile, Michelle Bachelet.

El jefe del interbloque de Juntos por el Cambio, afirmó que en Formosa, “No hay democracia sino atropello” y dijo que en la administración de Gildo Insfrán, “No existe la ley ni el orden, no hay justicia independiente, se vota y hay un amo y señor que dispone”.

Negri dijo que el presidente, Alberto Fernández es cómplice porque guarda silencio y criticó al Secretario de Derechos Humanos, Horacio Pietragalla y entendió que, “Debería irse del cargo por vergüenza” y agregó que, “Tiene miedo de perder la silla al pronunciarse contra Insfrán”.

Dijo además que el comunicado del Partido Justicialista es patético, denunciando, “permanentes operaciones motorizadas por sectores de la oposición” y de una “campaña de desprestigio contra Formosa”. El diputado por JxC dijo que el pronunciamiento del PJ, “Ofende la memoria y la conducta de muchos peronistas honestos que ven la degradación a los derechos humanos” y que espera que se pronuncien públicamente contra la situación en la provincia del norte.

En Formosa, hay más 3000 personas en los centros de aislamiento, según información oficial. Hay 100 de estos establecimientos, entre escuelas, hoteles y polideportivos, donde cumplen cuarentena las personas que entran a la provincia. Además de 13 centros de alojamiento que reciben a los casos positivos de COVID-19 y los contactos estrechos.

Las condiciones en estos lugares de personas asintomáticas, tienen un régimen de encierro con vigilancia policías y puertas con candados como si fueran presos en un penal.