A pesar de que periódicamente la Gendarmería Nacional desmantela todos los pasos clandestinos en los barrios de Clorinda hacia el Paraguay, quienes poco o nada respetan la gravedad de la situación, vuelven a construirlos y a filtrar los controles en las fronteras.

La gente cruza por pasos no habilitados aprovechando la baja del río

Con la pandemia golpeando hacia ambas fronteras de la provincia, el tráfico ilegal por pasos clandestinos, se sigue dando favorecido por la bajante de los ríos. Así lo ilustra la foto donde un grupo de tantos, cruza tranquilamente caminando la frontera sin ningún tipo de controles.

Pasaron caminando desde la Costanera de Clorinda al Paraguay y viceversa

No es el único paso y el problema no es de ahora pero a diferencia de otras oportunidades, el riesgo es muy alto y a pesar de que el Paraguay la cuarentena está dando resultados, tienen 208 casos positivos de coronavirus y 8 muertos. El contagio, sin control de las fronteras es una posibilidad para la provincia que todavía no ha tenido casos positivos de COVID-19.