La Hoya y todas las montañas que rodean la ciudad amanecieron con nieve y se siguió acumulando durante el día.


El clima esquelense es único. Hace pocos días, con más de 30 grados de calor, la ciudad cordillerana recibía el año nuevo. Ahora, en plena temporada alta de verano, la nieve se hizo presente en las montañas de la ciudad. El CAM La Hoya, por ejemplo, se convirtió fuera de temporada en un lugar elegido por los turistas.

Esquel recibió la primera nevada del año en pleno enero. Foto: Juan Balestra.

Los visitantes aprovecharon y, cuando menos lo pensaban, llevaron a los más chicos a jugar con la nieve al centro de esquí y se sacaron fotos como si se tratara de un día cualquiera del mes de julio. La mínima fue de 8 grados, luego de una copiosa y casi ininterrumpida lluvia que comenzó a caer en la ciudad durante las últimas horas del martes. Las montañas, en cambio, se cubrieron por completo con una fuerte nevada.

El Centro de Actividades de Montaña La Hoya se vistió de blanco a llamó la atención de turistas y de vecinos de la ciudad.
Foto: Juan Balestra

Y para quienes se sorprenden porque hace pocos días el calor golpeaba la Cordillera: el mal tiempo seguirá jueves y viernes, pero el próximo fin de semana las condiciones meteorológicas mejorarán y para el domingo la máxima puede alcanzar los 28 grados en Esquel. De esa manera comenzaría luego de jornadas de mucho frío una semana de buen clima, otra vez.




Comentarios