Marina Charpentier, la mamá de Santiago “Chano” Moreno Charpentier (40), contó cómo vive la dolorosa situación de que su hijo sufra adicción. Además, confesó que siempre tuvo miedo de que Chano perdiera la vida.

En julio, el cantante fue baleado luego de un confuso episodio en su casa de Capilla del Señor y debió ser operado en el Sanatorio Otamendi, en donde debió permanecer durante 18 días.

La mamá de Chano junto a Nelsón Castro.

Tras esa pesadilla que atravesaron el artista y su familia, se instaló un debate sobre las adicciones y la ley de Salud Mental.

Marina, por su parte, cuestionó que dicha ley no permite la internación de un adicto sin poseer su consentimiento. “¿En qué cabeza cabe que una persona que esté consumiendo y en un estado de mucha enfermedad y dolor va a hacerlo?”, comentó.

El mensaje de agradecimiento de Chano en las redes sociales

Además, durante la entrevista, contó que a los 27 comenzó a trabajar en un programa para ayudar a personas adictas y luego realizó la carrera de Trabajo Social para ejercer en una comunidad terapéutica, pero nunca pensó que podría tocarle tan de cerca.

“Yo ya había hecho la carrera, una especialización y mi tesis en alcoholismo adolescente, y a los 20 años de mi hijo descubro que fumaba marihuana”, indicó.

Chano Charpentier en "Lanata sin filtro"

“Después de mucho trabajo terapéutico entendí que la adicción es una enfermedad como cualquier otra y le puede pasar a cualquiera”, explicó y agregó: “Nosotros no la causamos, no la controlamos y no la curamos, pero podemos acompañar”.

Además, habló sobre lo difícil que es convivir con una enfermedad así ya que “para un adicto que se mete veneno en el cuerpo, cualquier consumo puede ser el último”.

Luego de la internación en el Sanatorio Otamendi, Chano comenzó rehabilitación.