El hecho ocurrió ayer miércoles alrededor de las 19:00 horas, cuando agentes de la división Investigaciones de la Unidad Regional XII, apresaron a dos hombres, uno de 24 y otro de 32 años, en el barrio Vista Alegre.

Los dos hombres están acusados de robar un teléfono celular de un local comercial. Además se secuestró el aparato robado como prueba del delito.

Todo esto inició cuando gracias a un llamado telefónico por parte de la dueña del comercio, quien informó que los acusados ingresaron a la tienda, uno de ellos sustrajo el celular y se dieron a la fuga.

Tras conocer el hecho, los efectivos policiales desplegaron un operativo de búsqueda con las características de los indicados, es así que lograron interceptar a estos sujetos en el mismo barrio.

Al solicitarle que exhibiera sus pertenencias, hallaron el aparato buscado que luego fue reconocido por la dueña.

Los detenidos fueron alojados en la Comisaría local a disposición del Juzgado de Instrucción 1 de San Pedro. En tanto que el teléfono móvil al finalizar los trámites legales será restituido a su propietaria.