Pablo Schoenfisch finalmente declaró en la causa, y fue imputado por el asesinato de su madre, Faustina Antúnez y el intento de asesinato de su padre, Arnoldo Schoenfischel, ex intendente de Santiago de Liniers. Se encuentra bajo los cargos de "homicidio agravado por el vínculo y homicidio en grado de tentativa agravado por el vínculo".

El joven declaró hoy ante el Juez de Instrucción 1 de Eldorado, Roberto Horacio Saldaña. Fue la segunda vez que Pablo concurrió al Juzgado, la primera vez fue notificado del caso y se negó a declarar.

Más de una docena de testigos brindaron sus testimonios y algunos de ellos comprometen al joven con el ataque a balazos a sus padres. A esto se le suma, el resultado de las pruebas de ADN de una prenda de vestir del acusado que fue secuestrada cuando le detuvieron, horas después de ataque, y que dieron positivo con rastros de pólvora.

Además, una empleada de la familia Schoenfisch, habría declarado que mientras realizaba sus quehaceres domésticos en la casa de los patrones, encontró una pistola debajo el colchón de la cama de Pablo. Por otro lado, un amigo indicó que Pablo tenía plata y una semana antes su madre había denunciado que se había extraviado su tarjeta de débito. En los allanamientos, se encontró el ticket del banco con extracciones de dinero entre las pertenencias del joven.

Por último, el joven, le habría preguntado a un ex gendarmen, pariente directo de la familia cómo manipular un arma y ¿qué hacer para que no aparezcan rastros de parafina luego de un disparo?.