Especialmente en locales bailables, bares o salones de fiestas, que impliquen concentración de personas.


El Concejo Deliberante del municipio de Puerto Rico, también aprobó la adhesión a los decretos nacionales y provinciales que establecen medidas sanitarias ante los brotes de dengue y coronavirus. Por ello habrá restricciones a las actividades, especialmente en locales bailables, bares o salones de fiestas, que impliquen concentración de personas.

Los organismos públicos o privados cuyo cese total de actividades no es posible, como los bancos, cooperativas, supermercados, deberán adoptar medidas para regular la cantidad de personas que ingresen a los locales, a razón de una persona cada dos metros cuadrados.

En cuanto a las celebraciones religiosas, gimnasios, guarderías y peloteros, la restricción pasará a ser del cincuenta por ciento de la capacidad del local. Los hoteles también deberán comunicar la recepción de pasajeros procedentes de países donde se registraron casos de coronavirus. El incumplimiento acarreará sanciones de clausura o multas de hasta 500 unidades fiscales.




Comentarios