El BCRA insistió en que el dólar tiene un precio competitivo

Desde la autoridad monetaria aseguran que el tipo de cambio es más competitivo que en diciembre, mientras las señales de recuperación de la actividad no consiguen consolidarse.

El BCRA insistió en que el dólar tiene un precio competitivo

El Banco Central insistió en la defensa del tipo de cambio, mientras que la economía diaria no consigue consolidar la recuperación y sólo aparecen tenues señales.

El flamante director de la entidad, Federico Furiase, sostuvo que el valor del dólar actual es más competitivo que el que regía en diciembre y destacó que “se alcanzó con superávit gemelos y mejora en el balance de la autoridad monetaria”.

Furiase se involucró en la puja que existe entre una porción de la academia económica que sostiene que el dólar “está atrasado” en su precio y el Gobierno nacional que afirma todo lo contrario.

El economista –que supo formar parte de la consultora EcoGo- publicó un posteo en el que sostuvo que el Tipo de Cambio Real Multilateral (valor del dólar calculado en base a una canasta de monedas compuesta por los países de mayor comercio con la Argentina) está un 22,6% por encima del que regía en diciembre de 2023, mientras que el Tipo de Cambio Bilateral con Estados Unidos se encuentra un 24,6% por encima de fin del año pasado.

De esta forma, Furiase buscó refutar a quienes sostienen que el “dólar está barato” a partir de comparaciones de precios de bienes en el exterior y en el país.

Con esta visión, el Gobierno a cada paso ratifica su intención de mantener el crawling peg (devaluaciones diarias) a un ritmo de 2% mensual. En ese sentido, Furiase también avaló un posteo que destacó que la caída de la inflación era consistente con el ritmo de devaluación oficial y contribuía a le mejora del poder adquisitivo de los asalariados.

La declaración de Furiase –y por ende del BCRA- vuelve a poner el foco en el contrapunto que existe entre una buena performance macroeconómica y la actividad del día a día.

La discusión tiene como trasfondo la pérdida de competitividad de las empresas que aducen que con este esquema cambiario se les complica colocar sus productos en el exterior y además la conversión a pesos les resulta poco atractiva. Este es uno de los argumentos que se esgrime ante la demora en la liquidación del sector agropecuario.

Dólar estable

En la rueda de este miércoles el dólar blue se mantuvo estable en $ 1.300, mientras que los financieros subieron a $ 1.273 el MEP y $ 1.291 el Contado con Liquidación.

El Banco Central cerró la mini semana vendiendo U$S 156 millones, reduciendo la compra del mes a U$S 25 millones.

La jornada estuvo signada por un bajo volumen de transacciones –U$S 271 millones- debido a que Wall Street no operó por ser feriado en Estados Unidos.

Débiles señales

En lo que respecta a los niveles de actividad, en forma tenue aparecen algunas señales de recuperación que debieran consolidarse en las próximas semanas para marcar una tendencia definitiva.

Un trabajo de la consultora FIEL publicado este miércoles precisó que la producción industrial disminuyó en mayo 10,9% en forma interanual, sumando el octavo mes consecutivo en retroceso. El dato distintivo es que se atenuó el ritmo de caída que había sido superior a 14% en marzo y abril (interanual) y que la medición desestacionalizada subió 1% con respecto al período precedente.

Con un perfil similar, el último informe de la Unión Industrial Argentina (UIA) referido a abril mostró una contracción en el sector de 14,2%, pero una mejora de 4,5% contra marzo. El mismo trabajo sostuvo que los datos anticipados de mayo mantienen valores negativos comparando con 2023 y un “amesetamiento” respecto de abril. Este “amesetamiento” permite inferir que la recuperación no será rápida -en forma de “V”- sino que se augura más paulatina y en forma de “U”.

Consultado el vocero Manuel Adorni sobre la paralización de varias automotrices por falta de insumos y demanda, el portavoz sólo señaló que “la situación se normalizará en los próximos meses”, y que la caída es producto de la recesión causada por las correcciones macroeconómicas que debieron hacerse.

Añadido a esto, cabe recordar que la planta de Acindar mantiene parada la planta de San Nicolás por falta de pedidos. Este jueves se frenó la acería, luego que el viernes pasado se había parado la sección procesadora del hierro, y la semana próxima se sumará la de trenes laminados y fabricación de alambres.

En ese marco, también se encuadra una nueva baja en el consumo en supermercados y autoservicios. De acuerdo a la consultora Scentia las ventas cayeron en mayo 10% interanual, aunque desacelerándose desde el 13,8% que se había producido en abril.