La imagen que dio vueltas en todas las redes sociales una vez terminado el partido no solo fue Boca festejando un nuevo título, sino que también apareció Marcos Rojo que se prendió un cigarrillo y tomó cerveza desde la cancha para celebrar su segunda estrella con el Xeneize.

El hecho quedó grabado por las cámaras de la televisión una vez que concluyeron los festejos y la gente se había retirado del estadio. La foto es chocante para algunos, ya que se trata de un futbolista profesional con pasado en Europa y la Selección Argentina. Sin embargo, es una práctica habitual que no escapa del fútbol como de la vida.

En ese marco, el propio Marcos Rojo no esconde que le gusta probar un cigarrillo de vez en cuando, sobre todo tras conocerse un video de él en un boliche. El central no se escondió y respondió ante las cámaras y en su cuenta de Instagram.

Sí, lo estaba esperando, tenía que ganar primero”, declaró Rojo ante las cámaras de Paso a Paso una vez que terminó el encuentro y la celebración. Además, aprovechó para mandarle un saludo a Agustín Almendra, quien se peleó con Battaglia y dejó de estar en la consideración.

Pero volviendo a Rojo, no solo se descargó en las cámaras de televisión, sino que además, sumó una defensa en las redes sociales con una foto de Michel Jordan, el mítico jugador de los Chicago Bulls que logró seis títulos de NBA y es considerado, por muchos, el mejor jugador de la historia.

Marcos Rojo y su posteo recordando los festejos de Jordan en la NBA. (Captura).

La publicación de rojo corresponde a cuando el 23 ganó su cuarto anillo y se lo ve fumando un habano en los vestuarios. Esto es algo que suele ser muy común en Estados Unidos y, sobre todo, en la NBA, ya que se trata de un ritual que viene de años y años.