El duro relato de Coti Romero: “Tuve un momento muy difícil que hasta me cortaba”

La exparticipante de Gran Hermano se sinceró al contar un duro momento que tuvo que atravesar cuando finalizó el programa y se mudó sola a Buenos Aires.

Coti Romero habló sobre su salud mental y cómo superó adversidades.
Coti Romero habló sobre su salud mental y cómo superó adversidades. Foto: A24

Entre la fama y la cantidad de seguidores, Coti Romero se sinceró y habló abiertamente sobre un momento personal que le afectó su salud mental y le costó atravesar. La correntina contó situaciones que la llevaron a autolesionarse y cómo salió adelante con la ayuda de su familia y de profesionales.

La confesión de Coti Romero

Desde su salida de Gran Hermano, Coti es una de las participantes que no duda en compartir a sus seguidores los momentos difíciles que le acontecen. En su participación en el programa PH Podemos Hablar, la correntina comentó una situación personal que la marcó para siempre:La gente empezaba a decirme gorda, deforme. Un montón de cosas feas que yo decía: ‘No me afecta’, pero llegó un punto en el que llegué a creerme todas esas cosas que me decían”, comenzó diciendo.

Y continuó: “Yo siempre fui de muy chiquita: ‘Me puedo arreglar sola’, de no pedir ayuda a mi familia, era muy poco familiera”. Cuando salió de Gran Hermano decidió mudarse a Buenos Aires: “Estaba sola, no tenía a nadie acá, si a mi pareja, pero por decisión mía. Llegó un momento que me separé, me había enterado de infidelidades, y fue muy fuerte porque necesitaba a alguien. Fue cuando mi familia llegó”, recordó.

En ese momento, Coti rompió en llanto y afirmó: “Tuve un momento muy difícil que hasta me cortaba. Hoy en día miro mis cicatrices y digo: ‘Que boluda’, pero agradezco mucho haber pasado por todo eso porque hoy en día tengo otras herramientas, que no las tenía antes. La gente decía: ‘Es mentira, ella lo hace por cámara’, y sin embargo, a mí no me importaba la cámara, me importaba estar bien y capaz, contarle a la gente lo que yo estaba pasando para que no le pase a otra persona”.

Y añadió: “Las piernas también en un momento, porque decía: ‘Me van a ver y van a hablar de mí, entonces prefiero ocultarlo, cortarme en un lugar que no me vean’, pero lo estaba sufriendo mucho. Mi familia no lo sabía, porque yo lo ocultaba, me ponía mangas largas, y ellos estaban en mi pueblo”, agregó: “Yo me cortaba y sentía ese dolor, me concentraba en ese dolor y me olvidaba que la gente hablaba de mí o de otras cosas que estaban pasando en ese momento”.

“Ahí vivía con mi ex, así que me mudé completamente sola con mi gatita. Empecé a contarle lo que estaba pasando a mi familia, porque no me animaba, y ellos me ayudaron un montón. Pensé que se iban a enojar conmigo. Empecé el psicólogo también y el psiquiatra, me medicaron en un momento, pero eran pastillas que me dormía y me levantaba muy tarde y decía: ‘No quiero esto, quiero vivir’”, aseguró.

La correntina continuó diciendo que, a pesar de ser creyente, en un momento dejó de lado la fe: “Después volví y dije: ‘Dios es el que me da felicidad’ y me volví mucho más familiera”. Por último, habló cómo se sentía en este momento: “Hoy en día estoy mucho mejor, me estoy moviendo, porque antes no hacía nada, estaba todo el día acostada con la tele prendida, comiendo. Todo el tiempo, comía, y con el tiempo le fui haciendo caso al psicólogo, al psiquiatra, hacer ejercicio, salir, disfrutar, también de alejarme de las cosas que me hacían mal, de las personas”.

Y finalizó diciendo: ”Hoy en día puedo agradecer un montón porque me di cuenta que no quiero volver a pasar eso. Cuando me doy cuenta que algo no va a ir bien, listo por ahí no es. Obviamente que tengo mis días malos, pero sé que voy a salir adelante con la ayuda de mi familia, de la gente que me quiere, de mis amigos, de Dios, y del psicólogo porque es muy importante. Capaz en un pueblito tan chiquito capaz era tabú en un principio, era como: ‘¿El psicólogo? Estás loco’, y no es así”.

El beso con Marcos Ginocchio

Por otro lado, Coti sigue en el centro de la polémica tras haber confesado que existió un beso con el ganador de Gran Hermano, Marcos Ginocchio. “Verdadero o falso: ¿te chapaste a Marcos?”, preguntó sin filtro, Andy Kusnetzoff. A lo que la correntina respondió: “Verdadero. No me gusta el ‘te chapaste’ porque en realidad somos dos personas”.

Mientras que el conductor admitió que estaba bien la corrección, aclaró que “es depende de con quien este hablando”, ella aseguró: “Pero él va a decir que no. Niega todo él”.

Temas Relacionados