Por medio del operativo de emergencia, el SINAGIR interviene junto a las fuerzas armadas para llevar insumos de primera necesidad.


En las últimas horas de este martes, el Gobierno Nacional envió insumos de primera necesidad a las provincias afectadas por el temporal como parte del operativo de emergencia coordinado por el Sistema Nacional de Gestión Integral de Riesgos (SINAGIR). En el plan interviene el Ejército, las fuerzas de seguridad y otros organismos del Estado Nacional.

El Ministerio de Salud y Desarrollo Social despachó suministros a Santa Fe, Chaco, Tucumán y Corrientes para su distribución entre los evacuados, que sufrieron las inclemencias climáticas debido a la crecida de ríos y arroyos que se registran en las zonas del centro y el litoral del país.

Abastecerán a los afectados de: agua potable, alimentos, colchones, frazadas, pañales descartables, alcohol, elementos de limpieza, repelentes, rollos de polietileno y materiales de construcción. La Secretaría de Protección Civil del Ministerio de Seguridad de la Nación trabajará en la articulación con las provincias y mantendrá abierta la posibilidad de elevar pedidos en base a sus necesidades.

Personal del Ejército, Gendarmería y Prefectura continúan sobre el terreno en Corrientes, Chaco y Santa Fe para colaborar en tareas de seguridad, asistencia y traslado de los vecinos. Además están encargados de la distribución de los suministros de primera necesidad a los centros de evacuados.

En Corrientes, la lluvia provocó el desborde de ríos y arroyos internos en por la acumulación de agua. Esto generó inundaciones en diversas zonas de la provincia y tornó intransitables algunas rutas, calles y caminos. Las zonas con mayor cantidad de evacuados son: San Roque, Santa Lucia, Mercedes, Paso de los Libres, Santo Tomé, Empedrado, Concepción y las localidades Colonia Santa Rosa y Perugorria.

Además hubo un corte programado durante la madrugada en la ruta nacional 123, efectivos de Gendarmería realizan trabajos de control y señalización en la intersección con la ruta nacional 14 a la altura de Mercedes. Buscan evitar la sobrecarga vehicular en el puente sobre el río Miriñay, ya que las banquinas están totalmente cubiertas de agua.






Comentarios