Es en Goya donde el chico realiza sus tareas escolares mientras la madre trabaja en una obra. Una docente viralizó la historia.


El pequeño Adrián Aguilera va a la escuela N°197 “Manuel Antonio Pando” de la ciudad de Goya y cursa el primer grado en la división B. Su mamá trabaja como albañil y el pequeño la acompaña y hace las tareas mientras su madre trabaja en la obra.

Un chico acompaña a su mamá a la obra y hace sus tareas escolares.

El hecho fue reflejado en las redes sociales y rápidamente se volvió viral con el título “cuando se quiere, se puede”. La viralización fue producto de una docente de la institución quien realizó dicha publicación por Facebook.

“Felicitaciones Adrián y a su mamá, son un claro ejemplo de que cuando se quiere se puede, sin excusas, ni pretextos” manifestó la docente orgullosa de su alumno. Luego de seis meses sin clases presenciales estas historias se conocen y alientan a la superación.




Comentarios