El Juzgado de Menores N°3 otorgó a un matrimonio de mujeres la guarda preadoptiva de un bebé. 


La doctora Pierina Itatí Ramírez, a cargo del Juzgado de Menores N°3 de la Capital, otorgó la guarda con fines de adopción de un niño de casi cuatro meses a una familia compuesta por dos mujeres.

El chiquito nació con VDRL positivo, padece problemas respiratorios y un posible síndrome. Su mamá biológica no se encontraba en condiciones psiquiátricas de hacerse cargo de él, sumado a que el matrimonio que tenía la guarda transitoria manifestó su imposibilidad de continuar cuidando el niño.

Una familia compuesta por dos mujeres tuvo la preadopción de un bebé.

Noté en ellas una genuina y acérrima convicción a la disponibilidad adoptiva de la situación planteada. Ante las potenciales complicaciones de salud que el niño pudiera exhibir más adelante; no dudaron. Se mostraron exultantes ante la posibilidad de acogerlo”, expresó en sus fundamentos la doctora Ramírez.

El niño se encontraba hospitalizado por afecciones respiratorias al cuidado del personal del hogar “Tía Amanda”, hasta que días después la jueza lo declaró en situación de adoptabilidad.

El paso siguiente fue contactarse de modo urgente con los inscriptos en el Registro Único de Adoptantes, con prioridad a los que viven en la provincia. Tras una audiencia, la magistrada seleccionó al matrimonio compuesto por dos mujeres.

Fueron las señoras quienes provocaron en mí la más íntima convicción que serán las madres idóneas para brindar el cuidado, contención y amor que este niño necesita. Se mostraron felices ante la posibilidad de ahijar al bebé pese a todos sus antecedentes genéticos, su delicado estado de salud y los posibles diagnósticos médicos futuros que pudieran llegar a instalarse”, agregó la jueza.






Comentarios