En uno de los casos de inseguridad más estremecedores de su historia, los Tribunales de Villa María juzgarán en septiembre a un hombre y su concubina, por la muerte del médico cardiólogo Roberto Américo Mercadal, quien murió a causa de 14 puñaladas, en su domicilio durante lo que habría sido un asalto.

Así las cosas, en septiembre será la primera audiencia que tendrá en el banquillo a Nicolás Maximiliano Altamirano, de 27 años y su pareja Sofía Alejandra Radici, de 29, ambos identificados por una cámara de seguridad del lugar del hecho ocurrido, en noviembre de 2020.

De acuerdo a la investigación judicial que derivó en la elevación a juicio en febrero, la víctima le abrió la puerta de su casa a Radici, a quien aparentemente conocía, y así habría comenzado un episodio de robo que tuvo como desenlace la cruenta imagen del hombre de 74 años varias veces apuñalado, con una ensañamiento pocas veces visto en la historia criminal de la provincia de Córdoba.

Ahora, Altamirano está imputado como presunto autor de “homicidio doblemente calificado, por criminis causa y por alevosía”, mientras que Radici enfrenta la acusación de “homicidio calificado por criminis causa”; además, los dos deberán responder como coautores presuntos de “robo calificado por uso de arma”.