El médico Roberto Mercadal (74 años), reconocido cardiólogo y forense en Villa María, fue asesinado en forma brutal en su domicilio en barrio Santa Ana de esa ciudad.

Recibió 14 puñaladas, al parecer en ocasión de intento de robo. Lo encontró su nieta, porque era viudo y vivía solo. Tenía el cuerpo maniatado y con signos de violencia.

Hay dos personas detenidas y una de ellas conocía a la víctima, según la investigación de la fiscal Juliana Companys. Se trata de una mujer de 27 años y un hombre de 25 años. "La víctima abrió la puerta de su casa porque conocía a la mujer", explicó la fiscal.