La Unidad Fiscal Emergencia Sanitaria (UFES) imputó y detuvo este viernes en Córdoba a dos ciudadanos peruanos y a tres argentinos por no cumplir con las medidas de aislamiento y propagar la variante Delta a la Argentina.

//Mirá también: Coronavirus en Córdoba: 15 muertes, 1.885 contagios y otros tres casos de la variante Delta

Los dos ciudadanos peruanos fueron imputados por el artículo 205 del Código Penal, que refiere a la violación de medidas de restricción, mientras que los tres argentinos, residentes en Córdoba, imputados por el artículo 202 del Código Penal, que corresponde a la propagación del coronavirus.

Los casos de COVID bajaron este viernes, pero preocupa el brote de la variante.Twitter @gobdecordoba

//Mirá también: Variante Delta en Argentina: el Gobierno insistirá con el pedido para aislar a viajeros en hoteles

En el caso de las personas de nacionalidad peruana se constató que uno de ellos violó las normas de restricción impuestas tras haber arribado al país desde el exterior, y, el otro por ser contacto directo y no respetar tampoco las medidas.

A su vez, los tres argentinos no respetaron aislamiento a pesar de conocer la situación y haberse obtenido resultados positivos a los hisopados correspondientes. En los tres casos violaron el aislamiento y abrieron sus comercios atendiendo a clientes.

Mismo nexo

Los cinco casos forman parte del mismo nexo epidemiológico. Fueron detenidos y alojados en un hotel dispuesto por el área de Epidemiología del Ministerio de Salud de la Provincia de Córdoba. Hasta este viernes se confirmaron 17 casos de la variante en Córdoba.

La investigación continúa orientada a determinar las responsabilidades individuales y, eventualmente, la existencia de más responsables.