Pese a las disposiciones oficiales, las fiestas clandestinas continúan desarrollándose en la provincia de Córdoba. Un ejemplo de este caso es el ocurrido en Villa del Prado, una localidad ubicada a metros de Alta Gracia, donde vecinos denunciaron la presencia de un grupo de personas que se encontraban festejando un cumpleaños en un domicilio.

El hecho se registró en la madrugada del domingo y personal policial del destacamento de Villa del Prado debió acudió a una vivienda de la zona tras la denuncia de una vecina por una fiesta clandestina.

Al llegar, los efectivos se dieron con alrededor de 20 personas en donde se estaba celebrando un cumpleaños. La denunciante, se acercó al móvil manifestando que sus vecinos estaban reunidos con la música a volúmenes altos y que, a pesar de haberles pedido que la bajaran, hicieron caso omiso.

Al ver esta situación, los asistentes al evento comenzaron a discutir con la vecina y también con el personal policial. Por esta razón, se solicitó la colaboración de otro móvil policial, que -al llegar al lugar- fue apedreado desde el patio de la casa, aunque no se pudo individualizar al supuesto autor.

Todo culminó en la descompensación de la cumpleañera, quien debió ser asistida y trasladada al Hospital Arturo Illia. El encuentro se disipó y no hubo detenidos.