La Policía de Córdoba sigue desarticulando y detectando fiestas clandestinas en distintos puntos de la provincia. Según informaron desde la fuerza en los últimos días habrían clausurado unos 15 festejos.

En la ciudad de Córdoba se procedió a desarticular un encuentro con 80 autos y 150 personas en barrio El Quebrachal. A su vez, en barrio San Martín detectaron más de 100 personas en otro festejo.

Por su parte, en Monseñor Pablo Cabrera al 4.600, en barrio Nuevo Poeta Lugones, había 102 personas en una vivienda; y en Aviador Pettirossi al 1.100, en barrio San Roque, había 87 personas esperando una fiesta con el grupo Cachumba. En la zona de Nuestro Hogar 3 se desarticuló una reunión con 100 invitados.

A su vez, detectaron más festejos en barrio Los Eucaliptos, en Villa Carlos Paz, en Morteros, en La Falda, en Agua de Oro, en Río Cuarto, en San Marcos Sierra, en Santa Rosa de Calamuchita y la más importante en Alpa Corral con 1.200 personas.

“La Policía de la provincia, con las inspectorías municipales, y siguiendo muchos casos de instrucción de los fiscales, han desarticulado diversas fiestas clandestinas, reuniones no permitidas, desarrolladas en diversos lugares”, declaró el ministro de Seguridad provincial, Alfonso Mosquera, a Cadena 3.

“La policía ha sido objeto de todo tipo de agresiones, apedreamientos, rotura de móviles. Esto es un momento crítico y es necesario apelar a la responsabilidad social, individual y transgeneracional”, advirtió el funcionario.