Entró Rodrigo Garro y le cambió la cara a Instituto. Tanto que un tiro libre suyo se convirtió en el empate para remontar un 0-2 abajo ante el Deportivo Morón, y que alivió al equipo porque en cinco fechas todavía no consiguió victorias en la Primera Nacional.

//Mirá también: Instituto se recuperó de sus errores y lo empató ante Morón

“Por la necesidad de ganar queremos pasar por encima a los rivales, y aprovechan nuestras urgencias. Contra Morón no me quedan dudas que después del 2-2 si jugábamos cinco minutos más lo ganábamos”, reflexionó el volante en Radio Sucesos.

Garro ingresó por Alejandro Faurlin, quien no jugó un partido a su altura e incluso cometió un grueso error en lo que fue el primer gol del Gallito. Justamente, para que entrara como titular el Mago salió de la formación Garro, pese a su regularidad.

//Mirá también: Miliki Jiménez: “Sabía que Caranta quería que yo estuviera”

“Estamos comprometidos con la idea de juego, nos sobran certezas y ganas. Pasamos una semana complicada por los casos de coronavirus que afectaron a varios compañeros y al cuerpo técnico. Tenemos con qué y vamos a sacar adelante al equipo”, completó. El próximo compromiso de la Gloria será este sábado a las 15.30 frente a Ferro, en Alta Córdoba.