Instituto peleaba contra todo, 2-0 abajo contra Deportivo Morón por fallas propias. Descontó en la segunda parte y cuando iba por el empate, Gustavo Villarruel encaró para quedar mano a mano con Mansilla, y lo bajaron.

//Mirá también: Instituto se recuperó de sus errores y lo empató ante Morón

Adentro del área o al borde, muy finita. Pero falta. Y tarjeta para Bontempo, el defensor que bajó al Pipa. Pero el árbitro Jorge Broggi no vio nada, mientras Daniel Jiménez y todo el banco Albirrojo se desgañitaba reclamando penal. Minutos después también pidieron una mano, en otra acción dudosa cerca de Mansilla.

Miliki, junto a Claudio Sarría, hicieron dupla para dirigir al equipo en lugar de Mauricio Caranta, contagiado de coronavirus como todo su cuerpo técnico y cinco integrantes del plantel.

//Mirá también: Miliki Jiménez: “Sabía que Caranta quería que yo estuviera”

Y acertaron en los cambios, con los ingresos de Rodrigo Garro y el debutante Joaquín Mateo (refuerzo que llegó de Estudiantes de Río Cuarto), autores de los goles para un empate valioso para Instituto. Que tuvo que hacerle frente a todo.