Parece que los cordobeses Paulo Londra y Rocío Moreno han llegado a un acuerdo económico, tras su separación. Sin embargo, el pasado martes trascendió la suma que habría ofrecido el cantante para sus hijas y generó una decena de críticas. Sin embargo, un famoso abogado argentino explicó el por qué del monto.

Según trascendió, Londra habría ofrecido 200 mil pesos mensuales como cuota alimentaria para sus dos hijas, Isabella y Francisca. Algo que muchos consideraron como insuficiente, teniendo en cuenta los ingresos de uno de los traperos más famosos de Argentina.

Londra y la pequeña Isabella Naomi a comienzos de 2021. (Instagram).

A raíz de esto, el famoso abogado Mauricio D’alessandro y brindó su opinión legal al respecto: “La cuota alimentaria de los hijos de Londra es trending topic. Tengamos presente que la cuota se fija de acuerdo a la capacidad del alimentante y la necesidad del alimentado. Si no fuera así, los hijos de Jeff Bezos tendrían cuota alimentaria de 100 palos verdes al año, cada uno”, comentó.

Ambos progenitores tienen la obligación y el derecho de criar a sus hijos, alimentarlos y educarlos conforme a su condición y fortuna, aunque el cuidado personal esté a cargo de uno de ellos. Los alimentos están constituidos por prestaciones monetarias o en especie y son proporcionales a las posibilidades económicas de los obligados y necesidades del alimentado”, siguió.

Y agregó: “La obligación de alimentos comprende la satisfacción de las necesidades de los hijos de manutención, educación, esparcimiento, vestimenta, habitación, asistencia, gastos por enfermedad y los gastos necesarios para adquirir una profesión u oficio. Las tareas cotidianas que realiza el progenitor que ha asumido el cuidado personal del hijo tienen un valor económico y constituyen un aporte a su manutención”.

Aún así, tras la polémica, trascendió que la pareja habría llegado a un acuerdo que comprendería: una casa, una obra social, cuota alimentaria y la compensación económica para Moreno. Se espera que el próximo lunes se rubrique el pacto en Tribunales de Familia.