De pronto, un día Maribel y Marisol Oviedo, que ya no está, irrumpieron en la vida pública cordobesa con su pelea contra la fibrosis quística, enfermedad congénita para la que necesitaban trasplantes urgentes de donantes vivos, en una carrera contra el tiempo que movilizó a toda una comunidad. A nadie pasaba inadvertida la historia de esas dos adolescentes y sus deseos de vivir.

Maribel pudo ser trasplantada el 18 de enero de 2012 y Marisol murió el 13 de enero de 2013 mientras esperaba, en la clínica René Favaloro, en Buenos Aires.

A días de cumplirse 10 años de aquella operación que salvó su vida, en Porto Alegre, Brasil, la periodista deportiva y empleada de la Legislatura provincial, Maribel, atiende el llamado de Vía Córdoba.

“Estoy bien, el martes 18 se cumplen 10 años”, dice sobre el trasplante pulmonar que cambió su vida.

“En diciembre corrí, a mi manera, la Maratón de Córdoba. Hice los cinco kilómetros, a mi ritmo, llegar a la meta fue una experiencia hermosa”, cuenta en diálogo con VíaCórdoba.

-¿Qué te trae a la mente la fecha?

-Una mezcla de emociones, que haya pasado tanto tiempo ¡uno no cree que haya pasado tanto!

-¿Esa operación era tu salvación?

-Sí. Los donantes eran mi tío y mi primo y a Marisol le hacen los estudios previos y no dan bien por lo que los médicos deciden ir por mí, digamos, y le hacen los estudios a mi papá para que sea donante. Pasó todo rápido.

-Y fue en Porto Alegre, dónde se fue el Cacique Medina.

-¿Viste?

El plantel de Talleres de 2013 rindió homenaje a Marisol Oviedo. Foto: Facebook

-¿Tuvieron posibilidades de conocer algo en los días que estuvieron?

-Primero fuimos directo al Hospital, pero pudimos conocer después del trasplante. Se dio la coincidencia de que estaba el Cholo Guiñazú y también los conocimos a Mario Bolatti y Jesús Dátolo, que nos llevaron a conocer la cancha del Inter. En ese momento, nos ayudó mucho el Cholo Guiñazú, que con Bolatti y Dátolo colaboraron con mi papá porque no le depositaban una plata y ellos le pagaron unos días de hotel.

-¡Qué bueno! Son esas cosas que te marcan para siempre.

-Sí. Y al Cholo yo le dije que iba a ir a Talleres y que se iba a retirar. Y unos años después se dio.

De regreso a Córdoba, tras la operación

-A partir de allí ¿cómo viviste estos 10 años?

-Bien. Pero cuando volvimos no llegue a cumplir el primer año con ella porque mi hermana fallece el 13 de enero, fue una mezcla de todo. A pesar de todo eso, pude terminar mi carrera de periodismo en 2015 y publiqué un libro. Nos habíamos propuesto escribir un libro y en memoria de ella lo hice. Y en 2017 fue mi trasplante renal, con mi papá como donante. Y Luis Juez me consiguió un trabajo con él, en la Legislatura, en lo que era el Frente Cívico... gracias a Dios ya son siete años que estoy trabajando ahí.

Maribel Oviedo, como periodista, en la final que disputó Racing de Nueva Italia en 2021. Foto: Facebook

-¿Dónde hiciste la carrera de periodismo?

-En Mariano Moreno, ellos me dieron una beca cuando se enteraron que quería ser periodista. Siempre les agradezco por haberme dado la oportunidad.

El coronavirus

-¿Cómo la llevaste a la pandemia?

-Bien, con todos los cuidados. Por suerte no nos hemos contagiado en la familia y esperamos seguir así.

-¿Te aplicaste la vacuna?

-Sí, tengo las tres dosis.

-Y cómo estás de salud ¿Seguís haciendo tratamiento?

-Tomo los antibióticos por los trasplantes, pero eso nomás. Sigo estando en contacto con los médicos de Brasil, tengo que ir porque hace dos años que no voy por el tema de la pandemia. Pero me hago controlar en Córdoba.

Pelear contra la enfermedad

-¿Alguna vez se te cruzó la idea de bajar los brazos, rendirte?

-No. Puede ser antes del trasplante de pulmón, sí. Porque vivía y dependía del oxígeno... hubo momentos difíciles pero una es creyente y pensaba que por algo pasan las cosas. Después, lo que pasó con mis hermanos también y te das cuenta de por algo pasa y que uno sigue acá por ellos.

-¿De dónde sacás tanta fuerza?

-Si me pongo a ver, por ellos, mis hermanos, y mis papás.

El Talleres 2021

-¿Qué balance hacés del año 21 del club Talleres?

-Lo seguimos mucho por el Argentino A y hemos ido a canchas desconocidas para nosotros, y pasamos a pelear el campeonato con River y ver que en la final Boca jugó para ir a los penales. Fue un año muy bueno para el club y para los jugadores, porque Talleres es un club al que vienen los jugadores y se quedan enamorados del club y de la hinchada. Siempre quieren volver, pasan a amar los colores.

La T, una pasión en la familia Oviedo. Foto: Facebook

-Tenemos que seguir ahí. Espero que se nos dé.

-Estamos en la Libertadores, pero hay que apostar a ganar el campeonato.

París

-¿Qué proyectos, para adelante?

-Para mis 30 años, mi sueño es viajar sola a Europa. Es un sueño que siempre tuve y nunca lo pude hacer por tantas cosas y ahora espero poder viajar

-¿Qué lugar te gusta?

-París y Amsterdam.

-Imagino que irás a la Torre.

-Espero cumplir los 30 debajo de la Torre Eiffel.