Maribel Oviedo y su papá Ernesto continúan evolucionando favorablemente tras el trasplante de riñón realizado el pasado lunes en el Hospital Córdoba. La joven, que padece fibrosis quística, recibió el órgano donado por su padre.

En declaraciones a Cadena 3, la reconocida hincha de Talleres, expresó: "Hay mucha gente que se queja de muchas cosas y queremos demostrar que todo en la vida se puede, que se puede superar cualquier obstáculo".

Maribel podría recibir el alta el lunes próximo y manifestó que cada día que pasa se siente mejor.

“Siempre nos criamos con la enfermedad, no para la enfermedad; fuimos aprendiendo de a poco”, expresó la joven de 25 años al recordar a su hermana gemela Marisol, quien falleció en 2013 mientras esperaba un trasplante de lóbulos pulmonares.

Y agregó: "La Ley para trasplante con donantes vivos está aprobada pero no han mandado a médicos para capacitarse. En 2010 empezamos a pelear para que el trasplante se haga en Argentina y para que aprueben la ley. Gracias a Dios se dio, fue una batalla larga y todavía sigue”.