Belgrano derrotó a Quilmes e Instituto hizo lo propio con San Telmo, en un lunes que los potenció nuevamente en las posiciones de la Primera Nacional, al final de la primera rueda. El domingo comienzan las revanchas, con los dos a un par de puntos de la zona de clasificación.

//Mirá también: Pablo Vegetti: “Ganamos a lo Belgrano, pero todavía hay mucho por mejorar”

El Pirata se trae un triunfazo de la visita al Cervecero, por 3 a 2. Llegó a los 26 puntos en la competitiva Zona 1, en la que el nuevo puntero es Gimnasia de Mendoza (el que gana de visitante y pierde en casa); con 30. Y a cuatro de Tigre, que perdió con San Martín de Tucumán (1 a 0) y es el próximo rival de Belgrano el domingo a las 15.40.

Los dirigidos por Guillermo Farré ganaron cuatro de los últimos cinco juegos (el DT cosechó 13 de 21 puntos disponibles). Todavía no concretó refuerzos de los cuatro con lo que lo habilita el reglamento. Vuelven a sonar Marcelo Meli y Fernando Cuqui Márquez, e irán por un lateral izquierdo. Quizá también por otro defensor.

//Mirá también: Marcelo Vázquez se sacó las ganas con Instituto de local: “Lejos, el mejor partido”

Instituto finalizó la primera ronda con el triunfo de local que se le había negado en lo que va de la temporada. Y con sus dos victorias seguidas, ahora aparece con 22 unidades. A dos del Atlético Rafaela, hasta aquí el cuarto y último de los que clasifica. Pero a 11 del líder de la Zona 2, Güemes de Santiago.

El conjunto de Marcelo Vázquez había ganado tres de visitante, tenía la materia pendiente, y el domingo próximo vuelve a ser local, a las 15.30 frente a Defensores de Belgrano. Y ya podrán debutar los refuerzos que concretó hasta aquí: los puntas Joaquín Molina y Martín Comanchi, y el marcador central Hugo Vera Oviedo.

Potencial

Ni Belgrano ni Instituto jugaron a la altura de lo esperable o por las expectativas inherentes a sus camisetas. El Pirata atravesó por rachas con claroscuras, y cambió de técnico a mitad del torneo. La Gloria no encontró el pase regular, y cambió de técnico a mita de torneo.

Farré y Vázquez saben que esta Primera Nacional, la más larga del historial, es de largo aliento. Que están a tiempo de remontar y que sus equipos pueden dar más. Lo de Instituto quizá se pareció más a lo que pretende su entrenador en el juego colectivo. Apoyado en la vigencia de un gran arquero, Jorge Carranza, y en la promesa de fútbol de Damián Arce, el Mago Alejandro Faurlin y Rodrigo Garro; más sus goleadores: los defensores Rodrigo Mazur (4) y Lucas Landa (3).

Y el Celeste sacó partidos adelante por su el pecho de varios de sus referentes. Incluido un Pablo Vegetti con la mira torcida (apenas tres goles, dos de penal). La mística de su entrenador y los refuerzos que deberán llegar (al menos uno por línea), le otorgarían más solidez a un equipo que no deberá parar por tantos altibajos si quiere ser candidato en la zona más complicada de las dos.