Desde Italia, donde fue incoporado por el Parma en octubre y recién pudo hacer su presentación con la camiseta hace una semana en el empate con la Fiorentina, tras haberse contagiado de coronavirus, Juan Brunetta recordó su paso por Belgrano.

Sobre todo porque no resultó como pretendía por un descenso que sufrió a la distancia, ya que había sido transferido a Godoy Cruz. “La espina siempre está, pude disfrutar poco de un club con el que me encariñé muchísimo. Me gustaría volver a jugar en el Gigante, fui un privilegiado en estar el día de la reinauguración (setiembre de 2017)”, resaltó en una entrevista con el programa De la cancha al living.

A Belgrano lo sigo bastante, vi los amistosos por canal ShowSport y me ilusionó con volver. No por una revancha, sino como una segunda oportunidad”, completó el cordobés. Algo de Pirata mostró en el habitual ping pong del programa.