La inseguridad está fuera de control en todos los rincones de la provincia de Córdoba, aun en localidades y ciudades otrora alejadas de las problemáticas de las grandes urbes, como Villa María, donde la propietaria de un vivero sufrió un robo que “no esperaba vivir”, resumió con claridad.

Melina atendía su vivero de calle Catamarca 1.800, cuando un delincuente entró, la atacó con un cuchillo y no sólo le robó sino que la dejó encerrada en el baño, poniendo en peligro su supervivencia, sin importarle qué podría pasarle si nadie escuchaba su pedido de auxilio.

Más de una hora estuvo encerrada hasta que entró un cliente que escuchó su pedido de ayuda y pudo liberarla.

“Estaba sacando las plantas y esta persona entró caminando a cara descubierta, nunca sentí que esa persona me podía atacar así, no me saco esa imagen de la cabeza”, contó a Radio Villa María.

Seguidamente dijo que el ladrón “me atacó con un cuchillo y cuando quise defenderme me cortó los dedos... me sacó 7.000 pesos y me encerró en el baño”, relató al tiempo que reflexionó alarmada: “nunca me había pasado esto y menos acá en Villa María”, se lamentó.