Lo robaron dos veces en el mismo día y gracias al localizador de su celular podía saber dónde estaban los delincuentes, pero denuncia que la Policía no lo asistió, en otro hecho más de la inseguridad total de Córdoba.

//Mirá también: Inseguridad en Córdoba: tras ser acuchillada en un asalto fue golpeada en un nuevo robo

Junto con varios clientes, el joven fue víctima de dos robos en la misma jornada, en su pequeño comercio en la calle Toledo Pimentel de barrio Marqués de Sobremonte y reclama que los policías no lo ayudaron pese a que tenía el lugar exacto donde se encontraba su Iphone.

//Mirá también: Río Cuarto: motochoros lo balean a plena luz del día

Entre el despojo y la impotencia de verse tan indefenso como tantos otros miles de cordobeses, Joaquín relató: “Fue algo muy rápido porque acá en la calle siempre hay movimiento, de hecho había gente tomando algo acá afuera. Entraron armados, robaron teléfonos y en dos segundos se llevaron todo lo recaudado”, dijo a El Doce.

Impotencia y total indefensión en Córdoba

“Nos rompemos el lomo laburando y tratamos de tener el kiosco la mayor cantidad de horas abierto para poder recaudar y crecer. De la nada te entran y no tienen ningún tipo de piedad. La verdad que es una vergüenza”, lamentó.

Por último, protestó por la conducta de los policías y sostuvo que “a los 15 minutos del hecho llegó un solo patrullero. De un iPhone podemos rastrear la ubicación y le mostramos cómo se iban moviendo las personas con el teléfono. Les decíamos que por favor hicieran algo y no nos dieron bola”, acusó.