La Policía de Córdoba procedió a la detención de dos personas mayores de edad, sospechados de haber iniciado el incendio forestal el jueves por la tarde en la zona de Corral Quemado, en Villa Animí, en jurisdicción de La Granja (Sierras Chicas).

//Mirá también: El incendio en Traslasierra ya provocó la pérdida de mil hectáreas

Se trata de dos hombres de 40 y 41 años de edad, oriundos de Villa Animí y que al momento de provocar el incendio estaban realizando trabajos de albañilería en ese sitio, publicó La Voz. Ese foco inicial se expandió rápidamente y quemó zonas de montes, cercanas a viviendas, en medio de una intensa sequía.

Mucho trabajo para los brigadistas, por la sequía y el calor (Bomberos Voluntarios de La Granja).

“Construían una cabaña de madera con techo de chapas. Al cortar la chapa con una amoladora esta despidió chispas. Y esas chispas iniciaron el incendio en el pastizal”, detalló Jesús Contreras, jefe de la zona II de la Departamental Sierras Chicas.

//Mirá también: Incendios en Córdoba: el del norte de la provincia ya es el más devastador del año

Las cabañas están pegadas al monte y por eso las llamas se propagaron rápidamente. Cuando advirtieron la situación, el incendio era considerable y no lo pudieron apagar”, amplió el comisario. Y agregó que los dos hombres siguen detenidos en la comisaría de Agua de Oro.

Más focos

Más de 80 efectivos, entre bomberos de distintos cuarteles y brigadistas, con aviones y recursos de Etac, siguieron luchando este viernes para apagar las llamas que llevan un día consumiendo vegetación en las sierras. El foco parecía controlado pero las condiciones climáticas volvieron a ser adversas.

Sigue activo otro incendio mayor, iniciado el miércoles, en el departamento Pocho y en cercanías de Salsacate.

Tala Cañada

Bomberos de la zona de Salsacate informaron este viernes por la tarde que se encontraba controlado el foco que se originó en Tala Cañada y que durante tres jornadas exigió un enorme esfuerzo para contenerlo, a raíz de las altas temperaturas y el viento.

Cerca de las 19, y pese a que aún quedaban algunas zonas calientes por no bajar la guardia, el personal era optimista para extinguir el foco del todo. Más todavía teniendo en cuenta que el calor comenzó a ceder y hay anuncio de lluvias.