El tobogán natural de aguas cristalinas escondido en las Sierras de Córdoba

Dentro de las ofertas turísticas que tiene la provincia, se encuentra una belleza de la naturaleza que maravilla a turistas y locales.

El lugar brinda la posibilidad de descansar en playas escondidas en un ambiente serrano a 70 kilómetros de la capital.
El lugar brinda la posibilidad de descansar en playas escondidas en un ambiente serrano a 70 kilómetros de la capital. Foto: Agustina López

A 70 kilómetros de la ciudad de Córdoba capital, se ubica un tobogán natural de aguas cristalinas poco conocido que es una visita obligada para aquellos aventureros y amantes de la naturaleza. No obstante, el lugar brinda la posibilidad de descansar en playas de arena en un entorno serrano.

Se trata de los toboganes del río Yuspe ubicados dentro de la Reserva Cerro Blanco del Valle de Punilla en las Sierras de Córdoba. El afluente nace en la región norte de la Pampa de Achala, en el Macizo Los Gigantes y es uno de los principales afluentes del Río Cosquín que desemboca en el Lago San Roque.

(Gentileza: Martín De Rico)
(Gentileza: Martín De Rico)

UN TOBOGÁN DE AGUA NATURAL EN LAS SIERRAS DE CÓRDOBA

El recorrido del Yuspe está bien definido y su volumen de agua varía a lo largo del año, dado que es un río alimentado por numerosas vertientes. En el invierno, su cauce se reduce a un pequeño hilo de agua, que apenas alcanza para sostener la vida de algunos anfibios, peces y plantas.

(Gentileza: Martín De Rico)
(Gentileza: Martín De Rico)

Pero en la temporada estival, sus repentinas crecidas pueden alcanzar alturas de hasta 10 metros, particularmente en la región llamada «juntura de los ríos”. Allí, se une al río San Francisco para el río Cosquín.

Entre medio de su recorrido brinda lugares muy distintos entre sí, pero todos son dignos de conocer. Al llegar al río, es posible cruzar a través de las piedras y relajarse en la costa de una olla conformada por una serie de cascadas. El tiempo estimado de caminata es de 35 minutos, con dificultad baja.

QUÉ HACER EN LA RESERVA CERRO BLANCO

La Reserva Cerro Blanco ofrece actividades ligadas al ecoturismo y a la conservación del bosque nativo. Senderismo y trekking para apreciar la flora conformada por cocos, molles, guindillos, tabaquillos y espinillos.

Reserva Cerro Blanco.
Reserva Cerro Blanco.

Mientras que, la fauna, ostenta aves, diferentes especies de reptiles, sapos y mamíferos como zorros colorados, pumas y lobitos de río. Además, brinda la posibilidad de ir al “mirador del condor” luego de una caminata de 30 minutos.

(Gentileza: Martín De Rico)
(Gentileza: Martín De Rico)

CÓMO LLEGAR AL TOBOGÁN DE AGUA NATURAL EN CÓRDOBA

Se puede acceder en vehículo por la ruta provincial 28, la reserva se encuentra a 10 kilómetros de Tanti y a 70 de Córdoba capital. Cerro Blanco abarca una superficie de casi 400 hectáreas y está repleta de cerros, pampas, quebradas, arroyos.

Temas Relacionados