Este jueves se viralizó el video de una pelea cuando un pasajero de la línea 32 de Ersa le pidió al chofer que se ponga el barbijo, como medida sanitaria por el coronavirus. Discutieron, se acaloraron y ante la vista de todo el pasaje, terminaron a los golpes de puño y forcejeos.

//Mirá también: Violencia en Córdoba: le pidió que se ponga el barbijo y terminaron a las piñas

Horacio Lallana, chofer y protagonista del altercado, dio su versión sobre los hechos en El Doce y aseguró: “Lo que se ve en el video no es todo lo que pasó. Él viene, me pega en el hombro y me dice que me ponga el barbijo. Yo había aprovechado para sacármelo y tomar agua, y lo ignoré. Siguió insultándome desde atrás, todo esto pasa antes de lo que sale en la filmación”.

Y agregó: “Los pasajeros dicen que yo le contesté que no lo iba a usar, cuando en realidad le dije que ya me lo iba a poner. ¿Cómo voy a tomar agua con el barbijo puesto? Después de eso sucede lo que se ve en el video”.

//Mirá también: Crimen del chofer de Ersa: la fiscalía apuntaría a un homicidio

Según Lallana el pasajero lo increpó de mala manera y empezó la pelea. “Dicen que le pegué, pero solamente lo empujé en el pecho, me lo saqué de encima. Cuando se me viene adelante yo me paro, yo no sé con qué intención viene a hacerme frente, no sé si me va a apuñalar o qué. Él me insultaba y yo le contestaba lo mismo, yo no me voy a dejar pegar”, relató.

Además, afirmó que en la punta de línea quedaron tres personas más “que venían con el pasajero del problema”. “Un vendedor ambulante que todos conocemos me acompañó todo el recorrido. En Villa Risler se bajaron esos tres y me siguieron amenazando e insultando, por suerte el ‘Rengo’ estaba conmigo sino no sé qué pasaba”, afirmó Lallana.

El chofer también hizo referencia a las condiciones de su trabajo y pidió que la gente “se ponga un poquito en el lugar de nosotros”. Recordando lo ocurrido la semana pasada con la muerte de Gustavo Cuello, expresó: “A todos los compañeros les pasa, es algo que vivimos a diario. ¿Sabés con el miedo que manejo yo? Salgo a exponerme a mí y a mi familia, te vienen a increpar y a pegar y tengo que seguir manejando como si nada hubiera pasado”.

“Con lo que pasó con nuestro compañero estamos todos susceptibles, yo salgo a trabajar y no sé si me va a pasar algo arriba del colectivo. Ahí en Villa Risler, donde me amenazaron estas tres personas, ya me robaron dos veces, es una inseguridad bárbara”, completó el colectivero.